Las Bali, dos tiendas con mucho cariño desde el principio

Una de las historias más entrañables de nuestro cámping este año ha sido cómo desde mediados de julio y hasta finales de septiembre se han ido levantando las dos tiendas Bali, lo mejor en cuestión de ‘glamping’ de nuestros compañeros de Kampaoh. Y es que aunque nadie tiene quejas de las tiendas Emperador y Bell y Bell XL, equipadas como una habitación de hotel y cuyo número ha aumentado este año en nuestro camping, queríamos ir algo más allá con las tiendas Bali, cuya construcción dio pie este verano a un sinfín de anécdotas.

Montando la plataforma de las tiendas Bali, en el Camping los Villares Sierra de Córdoba.
La primera estructura de las tiendas Bali en el Camping los Villares Sierra de Córdoba.

Pero antes de nada, hay que recordar que las tiendas Bali, de casi dos pisos, están construidas sobre una plataforma aislante (perfectamente accesible) y fabricadas con bambú cultivado de forma sostenible y madera tratada, sobre las que unas amplias lonas sirven de aislante y para integrarlas en el entorno. Tienen baño y ducha propia, están completamente climatizadas, una litera con colchones dobles de 1,35 m junto a una salita cuyo sofá se convierte en otra cama en 20m2, todo perfectamente desinfectado a la entrada del cliente con ropa de cama y toallas de baño esterilizadas en lavandería industrial, un interior perfectamente climatizado, un porche con dos ambientes de 15 metros cuadrados y decenas de detalles, como la iluminación para crear diversos ambientes con todos los puntos de luz energéticamente eficientes… Como decía alguien del cámping bromeando pero muy en serio… ¡Es lo más ‘cuqui’ del mundo!

La primera tienda Bali, lista en su noche de estreno en el Camping los Villares Sierra de Córdoba.

El caso es que durante su construcción, que lógicamente no era ningún secreto pero de la que no quisimos informar de ella hasta que estuviera listo hasta el último detalle, fue creciendo con la instalación de la plataforma sobre la infraestructura bajo tierra precisa. Luego, nuestros amigos de Kampaoh comenzaron a levantar la zona de los baños, la parte de ‘cabaña’ en sí, llegó el material de Bambú, se completó la red eléctrica de evacuación de agua, las lonas, el mobiliario, las sábanas, las toallas… hasta la última ramita de lavanda que solemos dejar sobre la cama cuando terminamos de preparar una tienda para el nuevos amigo que viene a alojarse.

Trabajando en la zona de la ducha y el baño de una de las dos tiendas Bali del Camping los Villares..
Los trabajos de instalación en el porche de las dos tiendas Bali del Camping los Villares Sierra de Córdoba.
Armazón de madera para el calentador eléctrico del agua en una de las tiendas Bali del Camping los Villares.
Trabajos para terminar de montar el porche de bambú cultivado sosteniblemente.

Y entre las anécdotas, ahí está ‘Chispa’, una perrita con genes de chiuaua, la mascota del equipo de montaje, que nos ha enamorado este verano y que precisamente fue madre mientras se montaban concienzudamente las instalaciones. En un mes, su cachorro ya estaba enorme… al menos en comparación con la pequeña perrita, que siempre avisaba con sus ladridos de quien llegaba a la obra para después lanzarse a saludarle con todo el cariño del mundo. ¡Y no se pueden imaginar cuánto cuidaba ‘Chispa’ a su retoño!

La pequeña perrita ‘Chispa’, la ‘temible’ guardiana de las obras de las tiendas Bali, con su cría,

Lo dicho: dos tiendas Bali para enamorarse de ellas y vivir experiencias muy especiales en el bosque mediterráneo del Camping los Villares Sierra de Córdoba, y que respiran cariño y emociones desde que comenzaron a levantarse.

Tienda Bali de noche, en el Camping los Villares Sierra de Córdoba.
Imagen del interior de la cabaña- tienda, con la ducha al fondo.
La primera pareja que disfrutó recientemente de una de nuestras tiendas Bali, en el Camping los Villares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *