Corazón de tapón, de tapón, tapón, tapón…

Ya os hemos dicho que en el Camping Los Villares-Sierra de Córdoba nuestro espíritu es verde. La repoblación de especies, las placas solares para el agua caliente, el medido trabajo para reducir al máximo las emisiones de CO2… Así que, ¡no vamos a ser tan tontos para degradar este magnífico entorno natural de bosque mediterráneo que queremos compartir con vosotros!

Pero es que, además, desde hoy tenemos un ‘corazoncito metálico’ que, sin embargo, ya palpita por el Medio Ambiente.

Instalando la estructura, esta mañana.

De entrada, lo de ‘corazoncito’ es un decir: Mide 1,7 metros de altura y otro tanto de ancho. Se trata de una estructura para almacenar tapones plásticos que sirvan tras su recolección para fines solidarios y, de paso, anime a la conservación del entorno y al reciclaje, ayudando  a que, de una forma amable y cómplice, los visitantes del Camping Los Villares contribuyan a preservar el futuro de la Tierra recordándoles la importancia de los pequeños gestos.

Muy bonito, pero sin dejar nada al azar. Rafael Fierres supervisa directamente la fijación de la obra.

Pero hasta la fabricación de la estructura instalada hoy tiene una hermosa historia. Y es que resulta que la obra es fruto del trabajo formativo y voluntario de alumnos de 2º del IES Zoco de la especialidad de Soldadura y Calderería. Nosotros hemos puesto el material y ellos su saber hacer y… ¡Claro! Su corazón.

Fases de la construcción del elemento, con imágenes tomada por Rafael Fierres durante el proceso.

En concreto, hablamos de Rafael Sánchez, Juan Carlos Ordóñez, Iván Membiela y Rodrigo Esquina, todos ellos bajo la coordinación del implicado profesor Rafael Fierres. “Lo más difícil fue el trabajo de darle forma a la chapa, a base de martillazos… como antiguamente”, decía esta mañana Fierres, con una cara de orgullo tras ajustar la estructura a la base de hormigón (no le fue nada fácil) que no desmerecía de las de sus propios alumnos.

Por cierto, no se descartan más colaboraciones en el futuro entre el Camping y los alumnos del IES Zoco, todo ello siguiendo las ideas que recoge Mariló Aguilera, como fue en este caso, la más atenta en el Camping Los Villares-Sierra de Córdoba en cuestiones estéticas (miren, por ejemplo, los detalles y lo ‘cuqui’ que ha quedado el bar restaurante del Camping).

Hasta con el emblema del IES Zoco, un día para estar orgullosos.

Es decir, que si los alumnos de IES Zoco siguen echándole ese ‘corazón’ a su formación y trabajo, en el Camping Los Villares- Sierra de Córdoba queremos ser los primeros, de nuevo, en darles uso a sus obras bajo todas las estrellas.

Y ya estamos hablando de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *