Arropados por estrellas (III), la mejor luna y un agujero negro

El cielo desde Los Villares, a medianoche del 14 de junio 2019

Si le han dicho, o ha supuesto, que la mejor forma de observar la Luna es esperar a que esté en su fase llena… es mentira. Por supuesto, los medios de comunicación suelen disparar la atención sobre nuestro satélite cuando hay un eclipse lunar, que, lógicamente, solo se produce en la fase de luna llena. Pero en realidad, el observador aficionado sabe que para ver bien la luna hay que ‘cogerla’ en su fase creciente (mucho más cómodo, porque se le ve después del anochecer) o decreciente (algo más complicado dependiendo de las ganas de trasnochar o de madrugar del observador). Y todo ello por una sencilla razón: porque la luz del sol, dando ‘de refilón’ sobre la Luna, permite ver espectacularmente cráteres, mares… Y la zona entre la luz y la sombra es auténticamente un decorado de Hollywood hasta con el telescopio de lo más básico.

Una recreación de la Luna, a medianoche del día 12.

Así las cosas, desde el Camping Los Villares-Sierra de Córdoba tendremos esta semana una magnífica oportunidad para disfrutar de la Luna sin trasnochar mucho, ‘corriendo’ y ‘engordando’ cada noche que pasa hacia donde está un gigantesco y luminoso Júpiter, en Escorpio, incluso con dos lluvias de estrellas (Ofiúquidas y B-Ofiúquidas) que andan por esa zona, aunque habría que tener mucha suerte para ver alguna estrella fugaz por que tienen una bajísima frecuencia. Y más allá, en Sagitario, Saturno.

El cielo desde el Camping Los Villares, a la medianoche del 9 de junio de 2019, mirando hacia el SW.

La Luna llegará el próximo domingo a su fase llena coincidiendo en su andadura con Júpiter. Una conjunción preciosa para ver románticamente desde el Camping, aunque, como ya se ha dicho, para el aficionado a la astronomía no es tan grata: Ni se ve bien la Luna, ni se ve bien Júpiter.

(A) Representación artística de la nube de gas frío encontrada por ALMA alrededor del agujero negro central de la Vía Láctea, Sgr A*. (B) Trayectorias de estrellas y nubes de gas alrededor de Sgr A*. (C) Nube de gas obse – NRAO/AUI/NSF; S. DAGNELLO / ESO / ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), E.M. MURCHIKOVA; NRAO/AUI/NSF, S. DADNELLO De la edición de Diario Córdoba del 9-6-2019.

Pero no nos olvidemos de otros atractivos, como la cercana presencia de Saturno, en Sagitario, ni que aparte de lo que puede verse, está toda la ciencia y espiritualidad de lo que el Cosmos nos da. Y es que precisamente desde Sagitario llegan nuevos descubrimientos sobre un agujero negro. A buen seguro, ni usted ni yo tendremos oportunidad de ver su perfil más allá de las recreaciones digitales de datos que nos ofrezcan los grandes investigadores. Pero uno de estos expertos, el astrofísico cordobés Ángel R. López-Sánchez, desde Australia y a través de las páginas de Diario Córdoba, en https://www.diariocordoba.com/noticias/zoco/agujero-negro-via-lactea_1306087.html nos transporta a ese ‘monstruo’. No olvidemos que la imaginación también tiene mucho que ver con la ciencia y la espiritualidad cuando uno se deja arropar por estrellas.

Arropados por estrellas (II)

El cielo nocturno en Los Villares, en la primera semana de junio (del 3 al 9 de junio del 2019)

Intentaremos ser fieles a esta cita semanal para recordar lo mucho que nos ofrecen las estrellas en la noche de Córdoba. Más aún en una gran semana, si no la mejor de este mes de junio 2019, para disfrutar del cielo nocturno desde el entorno del Camping Los Villares-Sierra Morena, ya que con la luna nueva el firmamento permanecerá oscuro toda la noche, facilitando la observación de Júpiter y Saturno que, prácticamente, recorren el horizonte de Este a Oeste a lo largo de la noche.

El cielo desde el Camping Los Villares, sobre las 2.00 del día 3, mirando hacia el SE con Júpiter y Saturno.

Venus, al temprano amanecer de estas fechas en la madrugada (nos acercamos al solsticio de verano y ya clarea a las 6.00), es visible pero apenas unos minutos antes de la salida del Sol, y conforme pasen los días esta semana la visibilidad de Venus se irá reduciendo. Respecto a las lluvias de estrellas, languidecen las de las Ofiúcudas, mientras que ya puede verse alguna estrella fugaz de las Escútidas (en la constelación del Escudo, por encima de donde está Júpiter). No esperen un gran espectáculo, porque tiene su mayor frecuencia el 27 de junio y, aún así, con una frecuencia de 2 a 4 meteoritos por hora.

Y en el clarísimo cielo nocturno que se prevé esta semana podrá ver el paso de innumerables satélites artificiales y de la estación espacial Alfa al anochecer y al amanecer. Por cierto, que el astrofísico cordobés Ángel R. López Sánchez, desde Australia, se ha sumado en Diario Córdoba a ese debate sobre cómo también el cielo se está contaminando con ‘lucecitas’ pasajeras, obra del hombre. Es para reflexionar sobre lo que estamos haciendo con nuestra Tierra… y con su cielo.