De Nueva Zelanda a Córdoba

Somos muy discretos con los amigos que nos visitan y, aunque nos encantan contar historias y muchos de ellos tienen grandes historias que deberían conocerse, no hablamos casi nunca de nuestros huéspedes. Nos basta con la promesa que nos suelen hacer de volver a visitarnos para sentirnos reconfortados. Pero, tras haberles pedido el permiso pertinente a algunos de nuestros amigos llegados de lejos (lo contrario sería ilegal y, sobre todo, una ordinariez), ya atesoramos en Los Villares Sierra de Córdoba vivencias fabulosas de personas que han compartido el Camping y las maravillas de Córdoba y su Sierra con nosotros.

Son historias como las de Lesnick Brett Szczepan y Paige Jodi Mcgarva, los protagonistas de la foto que abre este post. Aunque quizá tendríamos que haber puesto la foto boca abajo porque… Nos llegaron desde las antípodas, al otro lado del planeta, desde Nueva Zelanda. Por supuesto, no vinieron exprofeso con su caravana para conocernos, ya que van a hacer un largo viaje por toda Europa antes de volver a Oceanía, pero sí es verdad que recalaron en el Camping en los primeros días de su aventura en el Viejo Continente por su situación estratégica para conocer el Sur de España.

Óscar Montes y familia, de vuelta al Camping Los Villares Sierra de Córdoba.

Y hay muchas más historias: amigos llegados desde Canadá, Argentina, Australia, desde el círculo polar ártico de la Laponia noruega, muchos británicos, franceses y alemanes, de Europa del Este… Sin desmerecer de relatos de otros amigos más cercanos, como el de Óscar Montes, que desde Cataluña, y después de década y media, volvió unos días al camping en el que, prácticamente, se enamoró de su mujer hace década y media cuando solo era un área de acampada. En esta ocasión, acompañados de sus tres hijos.

Por supuesto, la distancia no es sinónimo de aventura y grandes historias, y también podríamos hablar largo y tendido de vivencia de muchos amigos de Andalucía y de Córdoba que nos están visitando y están compartiendo sus recuerdos con nosotros. Pero ya habrá tiempo para ello. Eso sí, siempre con el permiso de nuestros amigos y con todo el cariño del mundo por nuestra parte. Que lo que pasa en Los Villares se queda en Los Villares… Bueno, y también en el corazón.

Arropados por estrellas (III), la mejor luna y un agujero negro

El cielo desde Los Villares, a medianoche del 14 de junio 2019

Si le han dicho, o ha supuesto, que la mejor forma de observar la Luna es esperar a que esté en su fase llena… es mentira. Por supuesto, los medios de comunicación suelen disparar la atención sobre nuestro satélite cuando hay un eclipse lunar, que, lógicamente, solo se produce en la fase de luna llena. Pero en realidad, el observador aficionado sabe que para ver bien la luna hay que ‘cogerla’ en su fase creciente (mucho más cómodo, porque se le ve después del anochecer) o decreciente (algo más complicado dependiendo de las ganas de trasnochar o de madrugar del observador). Y todo ello por una sencilla razón: porque la luz del sol, dando ‘de refilón’ sobre la Luna, permite ver espectacularmente cráteres, mares… Y la zona entre la luz y la sombra es auténticamente un decorado de Hollywood hasta con el telescopio de lo más básico.

Una recreación de la Luna, a medianoche del día 12.

Así las cosas, desde el Camping Los Villares-Sierra de Córdoba tendremos esta semana una magnífica oportunidad para disfrutar de la Luna sin trasnochar mucho, ‘corriendo’ y ‘engordando’ cada noche que pasa hacia donde está un gigantesco y luminoso Júpiter, en Escorpio, incluso con dos lluvias de estrellas (Ofiúquidas y B-Ofiúquidas) que andan por esa zona, aunque habría que tener mucha suerte para ver alguna estrella fugaz por que tienen una bajísima frecuencia. Y más allá, en Sagitario, Saturno.

El cielo desde el Camping Los Villares, a la medianoche del 9 de junio de 2019, mirando hacia el SW.

La Luna llegará el próximo domingo a su fase llena coincidiendo en su andadura con Júpiter. Una conjunción preciosa para ver románticamente desde el Camping, aunque, como ya se ha dicho, para el aficionado a la astronomía no es tan grata: Ni se ve bien la Luna, ni se ve bien Júpiter.

(A) Representación artística de la nube de gas frío encontrada por ALMA alrededor del agujero negro central de la Vía Láctea, Sgr A*. (B) Trayectorias de estrellas y nubes de gas alrededor de Sgr A*. (C) Nube de gas obse – NRAO/AUI/NSF; S. DAGNELLO / ESO / ALMA (ESO/NAOJ/NRAO), E.M. MURCHIKOVA; NRAO/AUI/NSF, S. DADNELLO De la edición de Diario Córdoba del 9-6-2019.

Pero no nos olvidemos de otros atractivos, como la cercana presencia de Saturno, en Sagitario, ni que aparte de lo que puede verse, está toda la ciencia y espiritualidad de lo que el Cosmos nos da. Y es que precisamente desde Sagitario llegan nuevos descubrimientos sobre un agujero negro. A buen seguro, ni usted ni yo tendremos oportunidad de ver su perfil más allá de las recreaciones digitales de datos que nos ofrezcan los grandes investigadores. Pero uno de estos expertos, el astrofísico cordobés Ángel R. López-Sánchez, desde Australia y a través de las páginas de Diario Córdoba, en https://www.diariocordoba.com/noticias/zoco/agujero-negro-via-lactea_1306087.html nos transporta a ese ‘monstruo’. No olvidemos que la imaginación también tiene mucho que ver con la ciencia y la espiritualidad cuando uno se deja arropar por estrellas.

Arropados por estrellas (II)

El cielo nocturno en Los Villares, en la primera semana de junio (del 3 al 9 de junio del 2019)

Intentaremos ser fieles a esta cita semanal para recordar lo mucho que nos ofrecen las estrellas en la noche de Córdoba. Más aún en una gran semana, si no la mejor de este mes de junio 2019, para disfrutar del cielo nocturno desde el entorno del Camping Los Villares-Sierra Morena, ya que con la luna nueva el firmamento permanecerá oscuro toda la noche, facilitando la observación de Júpiter y Saturno que, prácticamente, recorren el horizonte de Este a Oeste a lo largo de la noche.

El cielo desde el Camping Los Villares, sobre las 2.00 del día 3, mirando hacia el SE con Júpiter y Saturno.

Venus, al temprano amanecer de estas fechas en la madrugada (nos acercamos al solsticio de verano y ya clarea a las 6.00), es visible pero apenas unos minutos antes de la salida del Sol, y conforme pasen los días esta semana la visibilidad de Venus se irá reduciendo. Respecto a las lluvias de estrellas, languidecen las de las Ofiúcudas, mientras que ya puede verse alguna estrella fugaz de las Escútidas (en la constelación del Escudo, por encima de donde está Júpiter). No esperen un gran espectáculo, porque tiene su mayor frecuencia el 27 de junio y, aún así, con una frecuencia de 2 a 4 meteoritos por hora.

Y en el clarísimo cielo nocturno que se prevé esta semana podrá ver el paso de innumerables satélites artificiales y de la estación espacial Alfa al anochecer y al amanecer. Por cierto, que el astrofísico cordobés Ángel R. López Sánchez, desde Australia, se ha sumado en Diario Córdoba a ese debate sobre cómo también el cielo se está contaminando con ‘lucecitas’ pasajeras, obra del hombre. Es para reflexionar sobre lo que estamos haciendo con nuestra Tierra… y con su cielo.